Estudio en Elche

Un pequeño proyecto para un pequeño estudio en la ciudad de Elche. En 30 m2 había que crear un ambiente especial y muy personal marcado por papeles pintados y elementos vegetales para contrarrestar el color negro del mobiliario.

Tarima de madera, pocos muebles auxiliares muy personales que poseía el cliente y un juego de iluminación que cree en este pequeño espacio un lugar cómodo y atractivo.

Nos apoyamos en nuestros proveedores de textiles y papeles pintados para crear una pequeña vivienda sin tabiques y abierta al exterior por grandes ventanales.